elpokerdeas.com

Actualidad de Poker

Un ruso se juega a su mujer al poker

Ruso apuesta esposa
Yo os declaro marido y ¿apuesta de una timba?
Roque Gutiérrez @RoqueGutierr | 08 Febrero 2013

La noticia que os vamos a relatar a continuación es de lo más extraño que me he encontrado en mucho tiempo. Es, como mínimo, de otra época y puede que hasta de otro mundo. Encajaría a la perfección en algún tipo de tira cómica o en alguna película rocambolesca, pero como todos sabemos, la realidad supera a la ficción.

Todo transcurrió en la gélida ciudad de Moscú, en torno a una mesa de poker. Andrei Karpov, un bala perdida de los pies a la cabeza, se quedó sin dinero para seguir jugando en la partida y ni corto ni perezoso decidió que buenas son las especias cuando no hay dinero.

Se conocen muchos casos de jugadores, la mayoría ficticios, que se han apostado el coche, el reloj, la casa o cualquiera de sus propiedades que tuviesen a mano. Sin embargo, es la primera vez que escucho que un jugador se apuesta a su esposa. Sí, amigos, habéis leído bien: se jugó a su esposa.

No hay que ser un genio para saber que si llegas al extremo de apostar a tu esposa la vas a perder irremediablemente. Da igual que lleves AA o escalera de color flopeada, el karma no se anda con tonterías. Andrei Karpov jugó y perdió. Su rival, Sergey Brodov, había aceptado la apuesta y ahora había que ser consecuentes.

Brodov fue hasta casa de Karpov para reclamar su premio y lo mejor de todo es que la esposa, una santa, no puso objeción alguna. Se divorció del mendrugo de su marido y se casó con Brodov. Tatiana, que así se llama la esposa, no lo dudó un instante ni se arrepintió de su decisión.

“Fue humillante y yo estaba totalmente avergonzada, pero en cuanto mi marido hizo eso me di cuenta que tenía que dejarle. Sergey era muy guapo y un hombre encantador. Estoy muy contenta con él, aunque me haya ganado en una partida de poker”.

Al final la historia tuvo un final feliz. Menos mal. A ver qué es lo próximo que se apuesta Karpov ahora que no tiene esposa. Tal vez un riñón, la cabeza...

Si a ti lo que te van son las apuestas sencillas y te contentas con ganar simplemente dinero, prueba alguna de nuestras casas recomendadas. Si estás buscando una esposa me temo que no podemos ayudarte.

Noticias relacionadas

Secciones
Otros medios Asociados
© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00