elpokerdeas.com

Famosos

¿Por qué a los famosos les gusta tanto el poker?

Guy Laliberté
Tobey Maguire se transforma cuando juega al poker
Roque Gutiérrez @RoqueGutierr | 21 Febrero 2013

Por mucho que se haya profesionalizado, el poker sigue teniendo un poco de ese espíritu bandido, de misterio, de placeres ocultos y rebeldía. Ésa es la razón por la que tanta gente se siente atraída por este juego y la razón por la que tantas y tantas celebridades se asoman cada poco tiempo para degustar el néctar y la ambrosía que se desprenden cuando los naipes se deslizan por el tapete, cuando las fichas repican al unísono por toda la sala o cuando, sencillamente, se reúnen las fuerzas necesarias para exhalar un último “all in”.

No se trata de dinero. Es la emoción, la muerte súbita, la resurrección. Es todo lo que uno quiera, la vida misma y nunca la misma vida. Siempre es diferente. Siempre es especial. Siempre es poker.

Todo el que haya jugado alguna vez sabe de lo que estoy hablando o puede que piense que estoy como un cencerro, pero el caso es que esta mañana me he levantado presa de un espíritu emprendedor inusitado a estas horas tan tempranas y he decidido dedicar el tiempo del café con leche y mirandinas a hacer una pequeña compilación de algunos de los curiosos personajes y celebridades varias que han caído presa del encanto del poker.

Los hay de todo tipo. Algunos provienen del mundo del arte y del espectáculo, otros del deporte. Los hay que pertenecen al ámbito empresarial o político, aunque a estos últimos no les guste reconocerlo, y los hay que son famosos porque sí. De todos ellos, los más fieles siempre han sido las estrellas de Hollywood y por ellos vamos a empezar.

El Nuevo Rat Pack (Cine)

Como no se puede dar cabida a todos los gansos que pueblan Hollywood, he decidido centrarme exclusivamente en lo que se ha venido denominando el Nuevo Rat Pack, es decir, Matt Damon, Ben Affleck, Tobey Maguire y Leonardo DiCaprio. El primer Rat Pack, el auténtico, estaba liderado por Humphrey Bogart en la década de los 50 y por Frank Sinatra en la década de los 60. En torno a ellos giraban algunos elegidos como Lauren Bacall, Dean Martin, Sammy Davis Jr., Spencer Tracy, David Niven o Shirley MacLaine. Eran buenos tiempos y sabían pasarlo bien. Los de ahora también saben, pero guardan su intimidad con mucho más esmero. Aun así, ha trascendido que Matt, Ben, Tobey, Leonardo y compañía juegan partidas privadas en las que se mueven millones de dólares. Acostumbraban a jugar en hoteles como el Four Seasons, el Viper Room de Sunset Boulevard o el Beverly Hills Hotel. Contrataban a los mejores crupiers y a un equipo de seguridad para que nadie les molestase y se pasaban toda la noche jugando. Se dice que el gran triunfador era Tobey Maguire y hay quien asegura incluso que estuvo ganando una media de un millón de dólares al mes durante tres años. Leyendas al margen, el propio Tobey ha obtenido buenos resultados en torneos en vivo, con unos beneficios superiores a los 200.000$, y Ben Affleck también hizo sus pinitos y acumula unas ganancias de más de 350.000$. Son unos chicos majos, pero sea como sea, ninguno llega a la altura de los culos de botella que iba dejando Humphrey Bogart a su paso. Aquello sí que eran buenos tiempos.

Steve Albini (Música)

Probablemente muy pocos hayáis escuchado este nombre, aunque seguro que alguno habéis escuchado algo en lo que él tuvo mucho que ver. Steve Albini es un ingeniero de sonido, músico y productor estadounidense. Ha sido o es miembro de grupos de culto como Big Black, Rapeman o Shellac, aunque su faceta más conocida es la de ingeniero de sonido. Ha producido unos 2.000 discos, entre los que se encuentran el “Surfer Rosa” de Pixies o el “In Utero” de Nirvana, por no hablar de sus trabajos con Dirty Three, Neurosis, The Jesus Lizard o Melt-Banana. Albini es un claro ejemplo de cómo hacer bien las cosas y dejar de convertirse en millonario por ello. Cobra un fijo en función del presupuesto del grupo y lo majetes que sean sus componentes y no percibe ningún royalty a mayores. Además, y quizá sea lo más importante, graba al grupo en directo. Normalmente se graba cada instrumento por separado y después se mezcla, pero grabando todo a la vez y sabiendo cómo, se consigue un sonido mucho más puro, único. Doy fe de ello. En cuanto al poker, es un enamorado de las modalidades Seven Card Stud y Razz y llegó a una mesa final de un evento 1.500$ Seven Card Stud en las World Series of Poker de 2010. Además, ha publicado vídeos didácticos sobre poker en webs como Cardrunners.com.

Sir Clive Sinclair (Inventor)

Este inglés nacido en 1940 es un auténtico genio de la invención, un visionario. Sabedor de que las cosas pequeñas iban a imponerse en la vida diaria, inventó la primera calculadora de bolsillo, el primer reloj de pulsera digital o la primera televisión portátil. Creó también el Sinclair C-5, un coche eléctrico de tres ruedas que lamentablemente no obtuvo el permiso de circulación por vías públicas, o la A-bike, una bicicleta plegable que cabe en una mochila. Pero si por algo será recordado es por la creación del ZX Spectrum, un micrordenador doméstico que arrasó en la década de los 80 y que supuso una innovación sin precedentes en el campo de la informática y de los videojuegos. Además de una mente brillante, es un entusiasta jugador de poker y un asiduo a programas pioneros en la televisión británica como “Late Night Poker” o “Celebrity Poker Club”. No sería raro que te lo encontrases si algún día vas a jugar al poker a Cardiff o al Fox Poker Club de Londres.

Tom Parker Bowles (Prensa rosa)

Tom es el hijo de Camila Parker Bowles y el ahijado e hijastro del Príncipe Charles, heredero de la Corona británica. Es un habitual de la prensa rosa, pero también del circuito de poker. Comenzó trabajando como publicista y desde hace varios años trabaja en la sección de cocina de revistas como GQ o Esquire, en el programa televisivo Market Kitchen o en el programa radiofónico Food and Drink Programme. También es autor de libros de cocina imprescindibles para cualquier pandilla de amigos que vaya a celebrar una despedida de soltero en Benidorm. “C de comida – Un alfabeto de la glotonería”, “El año que comimos peligrosamente” o “Full English; un viaje a través de los británicos y su comida” son sus mayores éxitos literarios. Por otro lado, Tom ha participado numerosas veces en las Celebrity Poker Club Series, donde coincidió en más de una ocasión con Sir Clive Sinclair. Su mejor resultado en un torneo en vivo lo obtuvo en el Main Event del European Poker Tour de Londres de 2006, donde acabó en 15.ª posición y se llevó un premio de 18.830€.

Steve Davis y Stephen Hendry (Snooker)

El inglés Steve Davis “The Nugget” fue el gran dominador de snooker a nivel mundial durante la década de los 80 y el escocés Stephen Hendry “The Maestro” lo fue durante la década de los 90. Davis comenzó como profesional en 1978 y en sólo 3 años alcanzó el número 1 del ranking. Ganó 6 Campeonatos del Mundo y fue el primer jugador de snooker en superar el millón de libras de ganancias. Acumula unos beneficios en poker en vivo de 117.441$ y si le preguntas cuál es su plan perfecto para esta noche, te responderá: “Poker online, una buena botella de vino tinto y nadie más cerca”. Por su parte, Stephen Hendry fue el jugador profesional más joven de la historia con sólo 15 años y también el Campeón del Mundo más joven con 21. Ganó el Campeonato del Mundo en 7 ocasiones, lidera la clasificación histórica de ganancias con más de 8 millones de libras de beneficio y está unánimemente considerado como el mejor jugador de snooker de todos los tiempos. Ambos son jugadores habituales, pero no son los únicos que han cambiado el tapete de las mesas de billar por el de las mesas de poker. Otros jugadores profesionales como el inglés Jimmy White (157.000$ en vivo), el galés Mathew Stevens (513.000$ en vivo) o el también galés Mark Williams (12.000$ en vivo) han puesto de manifiesto la estrecha relación que hay entre estos dos deportes.

Guy Laliberté (Circo)

Es difícil definir a Guy Laliberté. Es muchas cosas y básicamente, es todo aquello que quiere ser. Comenzó como artista callejero en Montreal y ahora es el dueño del Circo del Sol y la 11.ª persona más rica de Canadá. Estuvo casi dos semanas en la Estación Espacial Internacional y es un auténtico apasionado del poker. El año pasado perdió en las mesas de high stakes casi 3,5 millones de euros, pero eso tampoco le quita el sueño. En torneos en vivo acumula unas ganancias de 2.607.986$, incluyendo una mesa final en el World Poker Tour. De todas maneras, por lo que es más conocido Laliberté es por su faceta solidaria. No lo digo porque casi siempre pierda jugando al poker, sino porque el año pasado organizó en las World Series of Poker el Big One for One Drop, el torneo con mayor buy in de la historia. Fueron nada más y nada menos que 1.111.111$, de los cuales, 111.111$ se donaban a su fundación One Drop, para llevar agua potable a zonas donde no hay. También participó en programas televisivos como Poker After Dark o High Stakes Poker y su imagen en las mesas con una nariz de payaso ya forma parte del imaginario del poker para toda la eternidad.

Jeff Sarwer (Ajedrez)

Jeff Sarwer fue un niño prodigio del ajedrez que ganó, representando a Canadá y con sólo 8 años, el Campeonato Mundial de Ajedrez para menores de 10 años. Su infancia fue un tanto extraña. Su padre lo educó en casa en vez de mandarlo al colegio y vivía anónimamente y en viaje constante por América del Norte para evitar a los servicios sociales. Con sólo 6 años fue nombrado miembro de por vida del Club de Ajedrez de Manhattan, algo a lo que sólo aspiraban los grandes maestros. Según Allen Kaufman, presidente de la American Chess Foundation, “Jeff era con nueve años mejor que Bobby Fischer con 11”. ¿Qué fue de él después? Sencillamente desapareció. Generó mucha expectación en los medios de comunicación y se abrió un polémico debate sobre su particular estilo de vida. Puede que le faltase un archienemigo para seguir adelante. Karpov tenía a Kasparov y Bobby Fischer tenía a Boris Spassky. De hecho, la rivalidad es positiva y no significa necesariamente enemistad. Cuando el gobierno de los Estados Unidos emitió una orden de arresto internacional, motivada por desavenencias políticas, contra un Fischer ya anciano, Spassky pidió que le dejasen compartir celda con él. “Simplemente, déjennos jugar al ajedrez”. Sarwer no encontró nunca a su gran rival, pero sí encontró en el poker una nueva motivación. Juega desde 2008, acumula unas ganancias en torneos en vivo de 629.758$ y ha llegado a mesa final tanto en el European Poker Tour como en las World Series of Poker. Hay más jugadores que se han pasado del ajedrez al poker, como Almira Skripchenko, y los hay como Jordi Martínez “Alekhine”, que tomaron su apodo de un gran maestro del ajedrez. De todas maneras, a mí lo que de verdad me gustaría es ver al gran Vasili Ivanchuk en una mesa de poker. Talentoso como nadie, pero una bomba a punto de estallar en los momentos de tensión, sólo él sería un rival a la altura de sí mismo.

Sam Simon (Televisión)

¿De qué me suena ese nombre? ¿Y el de Hank Azaria? Ya sé, de los créditos de Los Simpson. Simon es un productor de televisión y escritor estadounidense y es responsable, junto a Matt Groening y James L. Brooks, de la reputada serie de animación. A pesar de no trabajar en ella desde 1993, ingresa unos 10 millones de dólares en derechos cada año. También es representante de boxeadores. Juega al poker desde 1995 y de manera constante desde 2005. Acumula unas ganancias en torneos en vivo de 358.655$. Curiosamente, Simon estuvo casado con Jennifer Tilly desde 1984 hasta 1991. La actriz de Hollywood, que fue nominada al Oscar por su papel en “Balas sobre Broadway”, también es una habitual del circuito de poker y acumula unas ganancias en torneos en vivo de 738.331$. Por su parte, Hank Azaria, el doblador de Los Simpson que interpreta entre otros a Moe, Apu, Carl y el Jefe Wiggum, también reconoce su nueva pasión por el poker.

Teddy Sheringham (Fútbol)

Son muchos los futbolistas que juegan al poker. La mayoría lo hacen por simple hobby, pero hay algunos que lo hacen de manera más o menos profesional y los hay incluso que han conseguido en el poker toda la gloria que les negó el balompié. Entre los que rozan la profesionalidad destaca Teddy Sheringham, que forma parte de la historia del Manchester United por la final de la Champions League de 1999. Corría el minuto 91 en el Camp Nou y el Bayern de Munich ganaba 1-0, pero Sheringham logró el empate y asistió a Solskjaer en el 93 para lograr una de las victorias más emocionantes que se recuerdan en una gran final. Como jugador de poker acumula unas ganancias en torneos en vivo de 329.477$, incluyendo una mesa final del European Poker Tour. Pero si hay un futbolista que se ha hecho con un nombre dentro del mundillo del poker, ése es el danés Jan Vang Sorensen. Jugaba en el Odense y era internacional con Dinamarca, pero una lesión de rodilla le apartó del fútbol. Bendita lesión. Sorensen acumula unas ganancias en torneos en vivo de 2.170.622$ y ha ganado dos brazaletes de las World Series of Poker, uno en un evento 2.500$ Pot-Limit Omaha y el otro en un evento 5.000$ Seven Card Stud.

No son todos, ni mucho menos. Ni siquiera son los más significativos o los más exitosos, pero son los que me han venido a la cabeza y no les podía negar su minuto de gloria. De todas maneras, va siendo hora de echar el cierre porque ya empiezo a notarme cansado y dentro de poco no voy a saber ni lo que escribo. Necesito un tentempié. Si se os ocurre algún personaje que juegue al poker sobre el que queráis que escribamos, no dudéis en hacérnoslo saber a través de los comentarios.
 

Noticias relacionadas

Secciones
Otros medios Asociados
© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00