elpokerdeas.com

Jugadores profesionales

¿Por qué los millonarios juegan al poker?

Guy LaLiberté
LaLiberté, entre los tiburones Negreanu y Hellmuth
Roque Gutiérrez @RoqueGutierr | 20 Enero 2013

Desde tiempos inmemoriales, los hombres más ricos del mundo se han sentido atraídos por la idea de jugar cantidades ingentes de dinero en busca de emociones fuertes. El poker es un juego idóneo para sus propósitos y las partidas de high stakes les atraen como la miel a las moscas.

Sin embargo, rara es la vez que consiguen sacar beneficio económico a sus inversiones y su dinero casi siempre acaba en las manos de los jugadores profesionales. Entonces, ¿por qué siguen jugando si lo único que consiguen es perder dinero? La respuesta es sencilla, al menos si eres millonario: porque no les importa y se lo pasan bien.

Cuando tienes tanto dinero no le das la importancia que le damos el resto de los mortales y la mejor manera de probar tu pericia en el juego y conseguir una experiencia realmente emocionante es enfrentándote a los mejores. Eso es a lo que se dedica gente como Andy Beal, el banquero de Texas; Guy LaLiberté, el dueño del Circo del Sol; Paul Phua y Richard Yong, empresarios asiáticos, o Paul Newey.

Newey fundó, y posteriormente vendió, la compañía financiera Ocean Finance y se rumorea que su fortuna asciende hasta los 260 millones de euros. No le tiembla el pulso a la hora de pagar la entrada de los torneos y en las pasadas WSOP®, al igual que un buen número de millonarios, participó en el Big One for One Drop, un torneo exclusivo con un buy in de un millón de dólares.

“Un millón de dólares es un montón de dinero para cualquier persona, pero honestamente, para mí no supone una gran diferencia. No me sentí demasiado presionado por el buy in. Todo es cuestión de probar cosas y cuanyo mayor sea el buy in mejores sean los jugadores a los que te enfrentas, más emocionante es la experiencia”.

Además, en la pasada PCA hizo re-entry en el 100k Super High Roller y se gastó 200.000$, participó en el 25.000$ High Roller y en el Main Event de 10.000$. De todas maneras, está a gusto con su forma de hacer las cosas y considera que cualquier inversión es buena con tal de coger experiencia.

“Sólo llevo jugando al poker desde hace dos años y medio, así que necesito más experiencia, no hay duda. Creo que estoy mejorando y me va a llevar algún tiempo, pero pienso que el dinero que he invertido hasta el momento está bien gastado”.

No seré yo quien le lleve la contraria, pero la verdad es que después de gastarse 1,3 millones de dólares en torneos, sólo ha ganado 4.400$. Si le sirve de consuelo, Guy LaLiberté perdió 3.552.742$ jugando online en PokerStars.com en 2012. Qué más da. Después de todo, sarna con gusto no pica.

Seguramente no tienes tanto dinero ni te puedes permitir el lujo de jugar contra los mejores, pero si quieres empezar la casa por los cimientos y no por el tejado, puedes empezar a jugar en alguna de nuestras salas recomendadas.
 

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR...

Secciones
Otros medios Asociados
© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00