elpokerdeas.com

Jugadores profesionales

Theo Jorgensen se enfrenta a una jauría de perros

Theo Jorgensen
Roque Gutiérrez @RoqueGutierr | 05 Marzo 2013

A finales del año pasado, la comuniad del poker se vio sacudida por una brutal noticia: Theo Jorgensen fue asaltado en su casa por unos ladrones y recibió dos disparos en la pierna.

Afortunadamente, Jorgensen no sufrió lesiones graves y se está recuperando sin problemas de los disparos. Ahora está en Tailandia con su familia, disfrutando de unas merecidas vacaciones y preparando su regreso a las mesas.

Jugará el próximo European Poker Tour de Londres, a mediados de marzo, y la verdad es que no estaría mal que lograse un buen resultado y conquistase un título que se le resiste tras dos mesas finales disputadas.

En Tailandia todo marcha bien. A su hijo le gusta más la piscina, su hija prefiere la playa... lo normal en unas vacaciones familiares. Sin embargo, con Jorgensen por el medio nada termina de ser del todo normal.

Jorgensen es una apasionado del fútbol y por la diferencia horaria los partidos de Champions se emitían a las 02:45 de la mañana. Tuvo que prescindir de verlos, pero uno de esos días no podía dormir y se puso a ver el Dnipro vs Basilea de la Europa League. Intentó apostar al partido, pero en Tailandia no es legal y el amigo al que se lo pidió en Dinamarca acabó siendo un inútil con los ordenadores. Menos mal, porque después se dio cuenta de que había visto el Lille vs Rennes de la Ligue 1 en diferido. Menuda cabeza.

De todas maneras, su gran aventura la vivió al día siguiente. Su mujer tenía dolor de cabeza y tuvo que ir a por medicamentos en mitad de la noche. Se subió a la moto y no se le ocurrió nada mejor que atajar por el bosque, que no tenía alumbrado eléctrico.

No tardó mucho en darse cuenta de que no había sido buena idea. En cuanto empezó a escuchar ruidos raros y algo parecido a un cascabel que procedía de detrás de unos arbustos, dio media vuelta a toda velocidad. El caso es que fue peor el remedio que la enfermedad.

En el nuevo camino fue atacado por 6 perros callejeros. Al principio estaban tranquilos y marchaban al mismo paso que la moto de Jorgensen, pero de repente, en el camino de vuelta uno de ellos se volvió loco. Jorgensen decidió que si la puerta del hotel estaba cerrada tenía dos opciones: atravesarla en moto o enfrentarse al perro. Escogió la primera, pero tuvo la suerte de que estuviese abierta.

Así vive Jorgensen: apostando a partidos imaginarios y escapando en moto de perros salvajes. Muy al estilo de subirse a un cuadrilátero con Gus Hansen, apostar a que corre más rápido sobre hielo que los pingúinos o recibir dos disparos en la pierna. Cuántas emociones juntas.

Si al igual que a Theo Jorgensen, te gustan las emociones fuertes, juega en PokerStars.es y vive la experiencia del poker online.

Secciones
Otros medios Asociados
© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00