elpokerdeas.com

Actualidad de Poker

Escándalo en el poker americano por televisión

Tony G, a su lado, un caballero (Foto: SHRPO)
Tony G, a su lado, un caballero (Foto: SHRPO)
Redacción | 25 Abril 2017 | Fuente: TwoPlusTwo
Vía: Highstakesdb

Cuando Poker Night in America vio la luz hace un par de ñaos, se presentó ante la comunidad como el show "que iba a devolver la personalidad al poker".

La premisa de esta producción sobre poker ne vivo es sencilla. Mediante un acuerdo con los casinos, Poker Night in America organiza fines de semana de poker en los que tienen cabida tanto el cash como los torneos. Cuentan con Matt Glantz para segurarse de que en la mesa de cash siempre haya algunos pros que le den caché a la partida. Esas partidas son emitidas en directo vía streaming Y también editadas en un formato televisivo más clásico para ser emitidas en CBS Sports o a través de la web oficial.

El caso es que tras la supuesta búsqueda de la personalidad perdida en el poker, aquel sabor especial que tenían los programas de High Stakes Poker o Poker After Dark, lo que se esconde es, en muchas ocasiones, puro morbo y provocación.

Este programa está generando bastantes de las polémicas más desagradables en las que se ha visto envuelto el poker estadounidense en los últimos meses, como el durísimo enfrentamiento entre Mike Dentale y Cate Hall. Al más puro estilo de la telebasura más despiadada, el cruce de graves insultos entre estos dos jugadores terminó en un heads-up emitido, por supuesto, por Poker Night in America.

Este pasado fin de semana, Poker Night in America visitaba el casino de Choctaw, sede, entre otros, de un WPT. Glantz era un fijo para la retransmisión, como casi lo es el polémico Shaun Deeb. En las últimas semanas, Doug Polk también se está dejando querer y ya ha aparecido un par de veces en el programa. Mike Dentale también estaba allí. Es una especie de tertuliano de "Sálvame", un producto casi exclusivo del prograna que cumple un papel muy específico en él y tiene invitación asegurada. Con eso, probablemente estaría asegurada la salsa, pero faltaban aún los ingredientes más explosivos del cóctel.

Primero apareció Brandon Cantu, un jugador que está creándose una reputación horrible por culpa de las deudas de juego que arrastra con gente como Jason Mercier o el propio Deeb, con los que ha tenido guerras bastante cruentas en las redes sociales al respecto del tema. De inmediato, Deeb sacó la cuestión, y el ambiente empezó a enrarecerse, pese a los intentos de Polk por desviar la conversación y aliviar tensiones. Sí, Polk, has leído bien.

Pero lo más vergonzoso de todo fue la irrupción de un elemento que responde al nombre de Salomon Ponte. El tal Ponte logró una mínima notoriedad al ganar un WPT Deepstacks en 2016, con un jugosísimo premio de 325.000$. Empezó a aparecer regularmente en Live at the Bike, el streaming del Bycicle Casino, donde mostró por primera vez unos modales bastante insoportables, que ya son marca de la casa, y un ansia de autopromoción insana, que le ha llevado a adoptar el sobrenombre de "Hashtag King".

El tal Ponte se sentó a la mesa de Poker Night in America y empezó a insultar a sus rivales, a los que lo más flojo que les dedció fue un "bitches". Cuando empezaron a replicarle, en especial Deeb, Ponte pasó a insultar gravemente tanto al jugador como a su mujer. Elevó aún más el tono de sus vulgaridades cuando perdió su stack. Lejos de ser el fin de la lamentable exhibición de Ponte, el busto fue el desencadenante de uno de los peores ejemplos que se puede dar de lo que es el poker. Ponte empezó a pedir dinero al resto de la mesa, y desplegó sobre la mesa su relojes, su pasaporte, e incluso intentó vender su chaqueta. Todo esto mientras seguía insultando a quien le replicaba. Se tiró 45 minutos molestando al resto de jugadores sin fichas y sin recibir cartas. Incluso una vez cruzado al otro lado del raíl, se le escuchaba de fondo insultando a sus rivales.

El chascarrillo final de Ponte fue "invitar" a otro jugador a pegarse fuera y retar a Doug Polk a un heads-up de 1.000.000$. 

La gente que veía el streaming no daba crédito. La réplica prácticament4e unánime en las redes fue de condena a los organizadores por permitir semejante espectáculo. El que más palos llevó fue MAtt Glantz, como representante de la productora. Sobre todo se le echó en cara que promocione e incite la creación de personajes como Mike Dentale o Salomon Ponte, cuando el poker estadounidense está intentando ganar una batalla por la vuelta del poker online al país contra la oposición de un sector marcado por el conservadurismo .

Glantz hizo de abogado del diablo, y advirtió que, si bien pueden cortar las salidas de tono de las "manzanas podridas" del poker en los programas editados para la televisión, y así lo harán, el streaming en vivo "es el Salvaje Oeste". Para él, Ponte es una representación de lo que hay por ahí fuera, "uno entre más de 150 invitados que hemos tenido". Para Glantz, una demostración de que en realidad, la comunidad del poker es ejemplar, aunque no perfecta. 

Tuiteó que el "solía ser de los que pensaban que se debían barrer las cosas feas del poker deabajo de la alfombra, pero lo pensaba por razones egoístas".

 Creo que es nuestra responsabilidad es no edulcorarlo y nuestro trabajo es mostrar el juego como realmente es.

Desde luego, es la típica excusa de los productores de telebasura. El error no es tener la manga más o menos ancha con ciertos comportamientos, que ya sería discutible, sino darle voz y exposición pública a ese tipo de personajes una vez ya han demostrado quiénes son, solo por despertar el morbo de la audiencia.

Una interesante visión del tema es la de Joey Ingram, ya que conoce a todos estos jugadores. Señala con acierto estos mismos argumentos, pero no es tan tajante en sus conclusiones. Y lo reconoce. "Hacía que no veía un streming ni sé cuánto tiempo. Y este lo vi. Y creo que si vuelve a ir al programa, lo voy a querer ver, aunque sea un interés insano y retorcido. Así que no sé si es tan malo como dicen o no".

La discusión en Reddit o en TwoPlusTwo, obviamente, estuvo más polarizada en sus opiniones, pero la abrumadora mayoría de intervenciones afirmaban aborrecer lo que se había visto.

"La media hora que he visto es el peor anuncio que se puede hacer para atraer a gente con éxito y dinero al mundo del poker"

"La mesa de hoy sí es divertida (con Polk y otros jugadores distintos). Nada que ver con la abominación de ayer, en la que todos esos gil******s competían por demostrar quién es peor ser humano"  

Aún así, la sensación que dejan las respuestas de Glantz es que alguna gente pretende explorar la manera de convertir el poker en un nicho de telerrealidad. El interés que parecen despertar personalidades tan exhuberantes como Dan Bilzerian., Bill Perkins o Will Kassouf, al que la ESPN decidió dar todo el protagonismo en el resumen veraniego de las WSOP, ¿crees que puede degenerar en que tipos como Dentale o Ponte tengan barra libre ante las cámaras? ¿Es ese el futuro que se vislumbra para el poker televisado?

 

Secciones
Otros medios Asociados
© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00