elpokerdeas.com

Actualidad de Poker

Sergio Aido, al límite en la mesa final de la SHR Bowl

Sergio Aido (Foto: Poker Central)
Sergio Aido (Foto: Poker Central)
Redacción | 29 Mayo 2018 | Fuente: Pokernews

Sergio Aido, en contra de su voluntad, está ofreciendo una master class de uso del shortstack en la Super High Roller Bowl que se juega en el Aria.

Tiene un enorme mérito que se haya ganado el billete al día 3 del torneo, paso imprescindible para alcanzar la mesa final, primero, y el objetivo final que son los siete pruestos premiados en el torneo, porque lo ha tenid otodo en contra desde los primeros compases de la reanudación. 

Es el último de la clasificación, una tabla que contiene aún 14 nombres, pero ya ha visto pasar el cadáver de varios rivales desde que ocupa esa irritante posición.

El contraste con el día 1 del asturiano es absoluto. En el día 2, la suerte en el seat draw fue completamente opuesta a la del día 1. En la víspera, no hubo asomo alguno de jugadas que implicaran una variación importante de su stack. Esta madrugada, al final del primer nivel del día ya dobló a Jake Schindler en un flip en el que perdió la mitad del stack.

A partir de entonces, en vez de crecer al ritmo de la media, como sucedió 24 horas antes, su stack se fue recortando en términos tanto de ciegas como de puntos de puntos, hasta dejarle metido en plena lucha por una supervivencia que se ganó con un oportuno triple-up en el momento más bajo del torneo, con 76.000 puntos en ciegas 5k/10k.

Steffen Sontheimmer y Justin Bonomo se metieron en la mano con una apertura a 22.000 y un call en SB a sabiendas que Sergio tendría un shove fácil en ciega grande. Pagaron para ver un flop cqc5h4 y se dieron check. Cayó el c9 y Sontheimmer le quiso hacer un favor a Sergio tirando a Bonomo de la mano, pero Justin tenía fichas de sobra para ver el river. El alemán estaba animando el bote por si completaba color con el ca, pero lo que ligó en river fue un par, con el ha. Ante la aparición del as Bonomo sí que optó por el fold, y Sontheimmer se dispuso a ver si la mano de Sergio mejoraba la suya. Así fue, gracias al kicker, dact.

La excelente estructura del torneo, extremadamente jugable, dificulta escapar de los puestos de cola, al no sentirse los jugadores tan forzados a buscar los flips. Si la receta para salir del pozo pasaba por evitar en el sorteo de mesas a la bestia negra del torneo, Justin Bonomo, Sergio no ha tenido suerte. Le volverá a sufrir a su derecha en el día 3.

El de Las Vegas está en una de las mejores rachas de su brillante carrera -lleva 15 cajas y más de 8,5M$ en premios en lo que llevamos de 2018-, y se ha hecho con las riendas de esta SHR Bowl ante la férrea oposición del número 1 del mundo Stephen Chidwick y del chipleader del día 1 Daniel Negreanu.

Bonomo empezó la jornada por encima de la media, pero a casi un millón de puntos de Daniel. Para hacerse con el liderato, en el segundo nivel de la noche, eliminó a Talal Shakerchi y Keith Tilston. Los puntos que le faltaban los ganó jugándose botes de tropecientas ciegas contra Fedor Holz

Buscarle las cosquillas al alemán no parece la mejor receta para el éxito, pero los resultados no pudieron ser mejores. Después de calentar el ambiente con un par de jugadas muy agresivas, Bonomo aprovechó para 4betear ca:kc:: y conseguir un call de Fedor con cjct. El flop fue la tumba de Fedor, c3c5c7, que tuvo oportunidad de ganar la mano al ser él el que envidó el river. La mesa se había doblado dos veces, con el s3 y el d7. El call no era tan trivial como parecía, y Bonomo le dedicó el tiempo necesario, pero al final se quedó con un bote que contenía la quinta parte de las fichas del torneo a falta de 20 jugadores.

Seth Davies y Cristoph Vogelsang también completaron excelentes actuaciones. La clasificación aparece partida en dos: un grupo de siete candidatos a premios, por encima de las 100 ciegas, y otros siete por debajo de las 60bb condenados a pelear por evitar el abuso de los bigstacks en la burbuja.

Están repartidos equitativamente en tres mesas, con esta configuración.

Mesa 1

  1. Sam Soverel 230.000
  2. Stephen Chidwick 1 983 000
  3. Vacío
  4. Vacío
  5. Christoph Vogelsang 1 717 000
  6. Byron Kaverman 606 000

Mesa 2  

  • Daniel Negreanu 1 515 000
  • Matt Hyman 328 000
  • Seth Davies 1 754.000
  • Vacío
  • Jason Koon 1 271 000
  • Nick Petrangelo 330 000

Mesa 3

  • Sergio Aido 198 000
  • Steffen Sontheimer 533 000
  • Mikita Badziakouski 1 162 000
  • Vacío
  • Kahle Burns 608 000
  • Justin Bonomo 2 144 000

De aquí tienen que salir los seis jugadores que se jugarán el torneo frente a las cámaras de Poker Central en la jornada final. Va a ser una maratón en la que la que va a consumir más horas será la burbuja, si algún cooler no lo remedia. Ojalá sea con remontada de Sergio durante el mano a mano. Firmamos sufrir si es para superar el trance.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR...

Secciones
Otros medios Asociados
© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00