elpokerdeas.com

Actualidad de Poker

Vicent Boscá acaba 5º en el ME de la PCA Bahamas

Boscá se despidió entre sonrisas. Pokernews
Boscá se despidió entre sonrisas. Pokernews
Redacción | 17 Enero 2019 | Fuente: Retransmisión en vivo

El español Vicent Boscá no ha conseguido mejorar la mejor clasificación histórica de un español en el evento principal de la PCA Bahamas al caer en quinta posición, un puesto menos que el cuarto logrado por Adrián Mateos en la edición de 2018.

El resurgir de este festival, al que Pokerstars ha sabido insuflar sangre nueva con el PSPC, consigue sin embargo que su premio de 396.880$ sí que sea el mayor que ha logrado el poker español en este evento en particular, que no en el festival (imposible olvidar la victoria histórica de Ramón Colillas en el mencionado PSPC).

Cuando cobró vida la conexión de la retransmisión en falso directo, Ramón Colillas fue el último en saludar a la cámara, tras ser presentados los finalistas en orden de asiento.

  • Asiento 1. Scott Wellenbach 6.015.000 (75bb).
  • Asiento 2. Daniel Strelitz 2,355,000 (29bb).
  • Asiento 3. Chino Rheem 7,550,000 (94bb).
  • Asiento 4. Brian Altman 4,995,000 (62bb).
  • Asiento 5. Pavel Veksler  2,035,000 (25bb).
  • Asiento 6. Vicent Boscá 2,875,000 (36bb).

El estreno de Vicent en la mesa final fue bastante negativo. Su plan original debía contemplar algún tipo de debilidad en el juego de Chino Rheem, quizá un rango excesivo de defensa, porque atacó la primera BB del chipleader desde CO con htd9.

El americano le pagó con hkct y flopeó la escalera, sahqcj, que además le ofrecía un peligroso proyecto de escalera a dos puntas al de Xátiva. Vicent largó dos apuestas que le costaron un tercio de stack antes de rendir la mano cuando el river dobló jotas. “Buen river”, le dijo Vicent. “Para ti. Bueno para ti”, contestó Rheem, que no quiso forzar la value.

Los otros dos shorts, Veksler y Strelitz, tuvieron mejor suerte con los flops, y dejaron aislado a Vicent en la última posición. El rerrobo fue el movimiento que nos salvó temporalmente la situación. Hay que agradecer que Wellenbach no quiso forzar el flip e hizo un fold muy tight con AQ contra un 3bet de 15 ciegas del español. Otra versión del movimiento, un raise de semifarol contra la continuación de Strelitz en la siguiente BB devolvió a Boscá por encima de las 20 ciegas.

Al resto de la mesa le empezó a gustar más la opción de jugar contra el recreacional Wellenbach, que se movía con cierta alegría y perdió 1.500.000 puntos en la primera hora de FT. El traductor no se dejó acongojar, aseguró la segunda posición y la mesa se acomodó con la situación. Hasta el primer descanso, se conversó más de lo que se peleó por los botes.

En la reanudación siguieron funcionando los rerrobos y las continuaciones y Vicent recuperó buena parte de lo perdido en esa fallida segunda mano de la FT. Un efecto colateral fue que Strelitz y Altman, este último muy desafortunado con los flops, se vieron obligados a moverse más, ahora que el salto de premios que podía proporcionar la eliminación de Vicent ya no parecía tan probable.

Atacar la ciega de Strelitz en vez de la de Rheem funcionó bien, y Vicent forzó por su propia mano el cambio de guardia en la posición de shortstack. El especialista online también lo defendía todo, y su coste de confrontación era mucho mayor, lo que daba más opciones de éxito al atacarle a él.

El primer all-in y call llegó en guerra de ciegas. Boscá abandonó 62 en botón y dejó a Wellenbach libre para abrir contra la ciega de Strelitz. El canadiense llevaba sahj y Strelitz pusheó con ::3s:c3. El primer gran momento de la FT fue el h3 del river, justo después de un ha que parecía eliminar al estadounidense.

En la siguiente mano, Altman pisó en falso. Una órbita antes le salió bien un 4bet all-in preflop contra Veksler, y le quiso hacer lo propio a Rheem con dad3. El chipleader pagó con hqdq y lo mandó al raíl. Con 12,25M de puntos, Chino tenía 125 ciegas. El segundo, que ahora era Strelitz, tenía 38bb.

Veksler ganó mucho dinero en términos de ICM gracias a un flop s6s5s9. Chino lo vio desde la SB con h9d5 y creyó que era muy bueno para él, cuando en realidad Veksler tenía el color. Rheem metió una apuesta y pagó otra. Aunque no pagó el all-in del river, el bote se fue a 5,5M.

Acto seguido, a Rheem le dieron sadq. Se volvió a meter en mano contra Veksler, al que tenía dominado, pero Vicent despertó con hadk desde la BB para el squeeze. Excelente spot, que se resolvió con doblada para el valenciano.

Rheem se la devolvió a Vicent a poco del segundo descanso. Habíamos defendido A9 y el board se dobló dos veces, a demás de darle second pair a Boscá. El river daba pie a una posible value para que pagara otro as, pero Chino se descolgó con un raise que le desmontó la mano a Vicent. Esa mano condenó al español a ir al break en un engañoso último lugar.

Engañoso porque cualquier bote podía cambiar el orden de manera dramática. En la entrevista previa, el valenciano le confesó a las cámaras de Pokerstars que iba a intentar adaptar su juego a lo que iba a ir viendo en la mesa, y cumplió su palabra. Vicent sacó por momentos un buen rendimiento a una estrategia de limps desde zona de robo, que en principio dio buenos resultados. Ganó puntos con algún squeeze claro y aprovechó algún river favorable en botes multiway para dejar a asu espalda a un par de sus rivales.

La dinámica de la FT se estancó completamente cuando los cuatro útlimos stacks se igualaron del todo. El ICM cerraba muchísimo los rangos para pagar preflop y postflop a todos menos a Rheem, pero el chipleader también se apuntó a dejar que el juego postflop llevara el peso en el escaso movimeinto de fichas. La baraja no produjo setups, y en las pocas situaciones dudosas respecto a tomar riesgos los competidores destacaron por hacer buenos folds.

Boscá se descolgó ligeramente cuando dejó de ayudar la baraja. Los limps ya no funcionaban. Además, recibió dadj contra la ciega de Rheem, que iba a defender muchísimo, así que optó por abrir pequeño para empezar a generar valor.

El chipleader pagó con c5c3 y el flop desencadenó la desgracia. El americano jugó al check-push con tercera pareja y había que pagar.

Chino le decía a su raíl: “Voy por delante”. Estaba muy equivocado. Vicent ganaba seis de cada diez manos, pero la que salió no fue una de ellas. El st subió el número de outs en el turn a 19. Ninguno de ellos era el h5 que apareció en el river. Un cinco nos salvó en el PSPC y un cinco nos mató en el ME.

Así dejamos el falso directo de Pokerstars.tv. Rheem es el máximo y casi único favorito para la victoria, pero mañana te contaremos si la lógica y la experiencia se han impuesto finalmente en el torneo.

El premio que corresponde a Vicent, recordemos, es de 396.880$. Es alucinante recordar que esta es simplemente la tercera mayor caja hispana en el festival y que surge de la octava mesa final que han disputado los nuestros en torneos de 5.000$ o más en Bahamas (Adrián Mateos, Sergio Aido -2-, Tom Aksel Bedell, Ramón Colillas, Vicent Boscá y Jesús Cortés – otras 2-). Hoy mismo, Tom Bedell hizo un cuarto puesto en el PCA High Roller de 25k$ y se ha llevado 331.100$.

Un palmarés inmejorable paraa el primer festival del año. El 2019 pinta increíble. A ver qué más nos depara.

 

Secciones
Otros medios Asociados
© DIARIO AS, S.L. - Valentín Beato, 44 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 375 25 00